23 junio, 2016

NOCHE DE SAN JUAN, FIESTA PAGANA ADAPTADA AL CRISTIANISMO

Hoguera de San Juan
La noche de San Juan es en origen una celebración pagana que daba la bienvenida al solsticio de verano y que el cristianismo adaptaría más tarde.

Se la considera la cristianización de la celebración del solsticio de verano en el hemisferio norte. Pero la realidad es que las fechas  de San Juan y el solsticio no coinciden y difieren en un par de días  o tres.

La fiesta de las  populares hogueras se celebra en la medianoche del 23 al 24 de junio, marcando la fecha en que, según la Biblia, nació San Juan Bautista. Según los textos sagrados el sacerdote Zacarías mandó encender una hoguera para anunciar el feliz nacimiento de su hijo Juan.

Así pues, el cristianismo asimiló esta tradición de origen pagano adaptándola a su calendario y quedando unida al nacimiento de Juan el Bautista.

Esta adaptación es la que explica porqué la celebración de la noche de San Juan no coincide con el solsticio de verano. La tradición pagana marcaba que, para ayudar al sol a pasar el trance de su menor permanencia en los cielos (a partir del solsticio de verano los día se acortan) y para darle más fuerza, había que encender hogueras para animarle, y prolongar la luz. Y ese día estaba medido desde tiempos inmemoriales como lo demuestra los monumentos megalíticos de Stonehenge. Y ese día está más ligado al 21 que al 23 o 24 de junio.

Fiesta de San Juan de Jules Breton (1875)
Esta noche de San Juan, en su versión pagana, era una noche mágica, el momento más adecuado del año para espantar los malos espíritus, romper con lo malo del año y hacer votos por el amor y la fertilidad. Es una fiesta muy ligada al fuego, pero también al agua, sobretodo en los pueblos de tradición celta.

Las celebraciones de la noche de San Juan se celebran en muchos lugares de Europa, no solo en los países más meridionales como España y Portugal, sino también en países nórdicos como Noruega, Dinamarca, Suecia, Finlandia y Reino Unido. Pero también son celebradas en Sudamérica, donde se celebra la entrada en el solsticio de invierno.

Lamia de Herbert James Draper
Además, la noche de San Juan, está muy relacionada con antiguas tradiciones y leyendas españolas, como la "Leyenda de la Encantada", nombre genérico que hace referencia a un conjunto de tradiciones orales y leyendas mitológicas y que cuenta con elementos comunes como son: una joven de larga cabellera y la noche de San Juan. Estos elementos relacionan estas antiguas leyendas con las lamias, que según la mitología griega eran criaturas femeninas de la mitología grecolatina, que asustaban niños y estaban dotadas de una gran belleza.

Por tanto, es una noche mágica, de renovación, de la llegada del buen tiempo, pero también una noche propicia para contar historias, cuentos, leyendas.



---------------------------------------------------
Referencias:
http://elpais.com/elpais/2016/06/23/actualidad/1466683387_501982.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario